“La prostitución no es nada fácil”: Conoce la historia de Yesica

"No es fácil soportar a hombres que huelen muy mal... a hombres que solo porque te pagan se sienten dueños de tu cuerpo", narra la joven transexual al hablar sobre su pasado.

TAGS:
  • Comunidad LGBTTTIQ
  • Historias de Vida
  • méxico
  • Prostitución
  • segunda
  • tepic
  • Transexual

NO ES FÁCIL EJERCER LA PROSTITUCIÓN CUANDO ERES TRANSEXUAL… declaró en entrevista la joven Yesica Mendoza Cendejas, quien es originaria del poblado de Chapalilla pero actualmente vive en la capital del estado.

De acuerdo al testimonio de Yesica, desde que era menor de edad se dio cuenta que le gustaban los hombres, pero cuando reveló a sus padres sus preferencias sexuales lo corrieron de casa:

“Yo apenas tenia los 15 años, me vine a Tepic a trabajar, pero no sabia hacer nada, fue por eso que me dedique a la prostitución QUE NO ES NADA FÁCIL como la gente dice.

No es fácil tener que soportar a hombres que huelen muy mal, a hombres que solo pretenden saciar sus bajos institutos, a hombres que solo porque te pagan se sienten dueños de tu cuerpo y te tratan de lo peor mientras dura el acto.

Por eso digo que no es fácil ejercer la prostitución, pero aparte, al hacerlo estamos expuestas a enfermedades venéreas o enfermedades de transmisión sexual que nos pueden provocar hasta la muerte, como lo es el SIDA y ahora el COVID-19 por eso digo que no es nada fácil ejercer ese oficio, pero yo lo hacía por necesidad y no por gusto”.

Yesica Mendoza Cendejas, refirió que dentro de su cartera de clientes hay de todo: “Desde hombres con mucho dinero, hasta albañiles que les gusta pagar por tener un buen momento en la cama, lo mismo que policías que quiere gorrear un rato de placer gratis, los policías casi todo quieren regalado lo mismo que los músicos, hay de todo y como clientes podemos tener hombres guapos, con buen porte o en su defecto hombres muy madreados física y mentalmente.

Pero cuando se ejerce el oficio no puedes exigir calidad, porque todo es a cambio de dinero, el dinero es el que domina  al ser humano y por dinero en ocasiones nosotras somos capaz de hacer cosas que ni te imaginas”.

Sin embargo, Yesica aclaro que desde hace muchos años  su vida  cambio y se ha alejado de la prostitución:

“Ahora mi vida ha cambiado porque desde hace años no ejerzo la prostitución, ahora me dedico a un trabajo honrado que me permite vivir bien a lado de mi madre.

Porque en la actualidad mi madre depende económicamente de mí y tal vez por eso ahora si acepta mi condición de gay o transexual, pero te repito no es nada fácil salir del closet y revelan tus preferencias sexuales, no es fácil”, concluyó Yesica Mendoza Cendejas.

Suscríbete al newsletter

Todos los derechos reservados. 2021 ©