RADIO NAYARIT EN VIVO

Habrá severas inundaciones debido al incendio en el cerro de San Juan

Durante el mes de mayo, se desató un incendio en el cerro San Juan de Tepic debido a disputas de terrenos entre ejidatarios, ocasionando una devastación de más de 2500 hectáreas en el pulmón natural de la zona conurbada de Tepic y Xalisco. Esta catástrofe afectó gravemente miles de hectáreas de flora y fauna, dejando al Área Natural Protegida sin la materia orgánica necesaria para retener el agua de las lluvias.

Ante esta situación, las autoridades de Tepic y Xalisco han comenzado a tomar medidas preventivas debido a las previsiones de lluvias torrenciales, ocasionadas por el fenómeno de El Niño. Según el meteorólogo de la Universidad Autónoma de Nayarit, Jerusalén Ceja, se espera que el aumento de temperatura genere un incremento en las precipitaciones.

En Tepic, las autoridades han construido vasos reguladores en la colonia Nueva Alemania para contener los grandes volúmenes de agua que se espera que provengan del cerro San Juan. Sin embargo, en Xalisco, no se han tomado acciones visibles para prevenir que las colonias como Canoas 1, 2 y 3, zona Centro, Andareñas, 25 de Abril y Pueblo Nuevo se vean afectadas por las lluvias que se generarán en el cerro. De hecho, se siguen llevando a cabo construcciones en el cauce del arroyo El Indio, lo cual ha causado tragedias en años anteriores durante la temporada de lluvias.

Es crucial que se implementen medidas preventivas en Xalisco para evitar desastres futuros. Esto implica la construcción de infraestructuras adecuadas, como vasos reguladores y canales de drenaje, que ayuden a contener y desviar el agua de las lluvias. Asimismo, es necesario crear conciencia sobre los riesgos asociados a la construcción en zonas de alto riesgo y promover políticas que regulen y limiten estas prácticas.

La protección del medio ambiente y la prevención de desastres naturales deben ser prioridades en la agenda de las autoridades locales. Es fundamental que se promueva una gestión responsable de los recursos naturales y se fomente la conservación de los espacios naturales protegidos. Además, se deben establecer protocolos de respuesta y contingencia para actuar de manera efectiva en situaciones de emergencia.

La colaboración entre los municipios de Tepic y Xalisco es esencial para abordar esta problemática de manera integral. La planificación conjunta y la coordinación de esfuerzos permitirán proteger a las comunidades y preservar el entorno natural en beneficio de todos los habitantes de la zona conurbada. Solo a través de acciones concretas y sostenibles podremos garantizar un futuro seguro y resiliente frente a los desafíos ambientales que enfrentamos.

Con información de Reporterosmx.