20 días sin Geraldine Ponce

La alcaldesa de Tepic, Geraldine Ponce, tiene 20 días sin aparecerse públicamente y sin que el pueblo que la eligió sepa nada de ella. Recordemos que el 16 de junio anunció que había dado positivo a Covid-19 y debía aislarse para evitar más contagios, pero, ¿tantos días?

La última aparición pública presencial de la alcaldesa morenista, fue en un evento con las niñas y niños presidentes municipales, día en que anunció que había dado positiva a Covid y que, por cierto, no utilizó cubrebocas.

Tal parece que la enfermedad le cayó “como anillo al dedo”, pues ese día el PAN Nayarit, le exigía al Ayuntamiento de Tepic, que reparara la zanja que SIAPA dejó sobre el nodo vial Insurgentes, teniendo más de 4 meses cerrada una de las vialidades más importantes de la ciudad.

Ese mismo día la diputada del PAN, Laura Rangel, mostró una lista de una serie de préstamos personales que el Ayuntamiento realizó, en los que destaca a la mamá de Alejandro Galván, quien es la suplente de Geraldine Ponce, la señora Martha Leticia Araiza Velasco, por 80 mil pesos; al secretario general del Ayuntamiento, Edgar Saúl Paredes Flores, por 365 mil pesos; y al regidor del Partido Verde, Juan Antonio Zambrano Parra, por 42 mil 500 pesos; ¿por qué concepto? Solo por ser amigos.

Tal parece que el 16 de junio no fue un buen día para ella, ya que se publicó la encuesta Mitofsky, de aprobación ciudadana en donde ella salió reprobada, apareciendo en el lugar 95 de 150 con un 41.0 %, superada por su homólogo de Santiago Ixcuintla, Eduardo Lugo, quien aparece en primeros lugares.

Y para cerrar el día con broche de oro, en la noche caería la primera lluvia de la temporada en la ciudad, lo cual ocasionó varias inundaciones en puntos vulnerables, aunque “el gerente de Tepic” (así se autonombra) Alejandro Galván, diga lo contrario.

Mientras la alcaldesa estaba en su casa en recuperación, la ciudad dejaba de sonreír, pues varias familias lo perdían todo, a causa de las fuertes lluvia que azotaron la capital nayarita.

El 21 de junio, el PAN y Movimiento Ciudadano, daban a conocer que Geraldine Ponce, había interpuesto una Controversia Constitucional para evitar que la ley la obligue a otorgar el 50 por ciento de descuento a adultos mayores y personas con discapacidad en el tema del agua, dicho documento iba dirigido contra el gobernador, Miguel Ángel Navarro Quintero, el secretario General de Gobierno, Juan Echegaray Becerra, y el Poder Legislativo, presidido por la diputada Alba Cristal Espinosa Peña.

Para cerrar el mes, el 30 de junio, el Tribunal Estatal Electoral de Nayarit, ordenó a Geraldine Ponce a disculpase públicamente con la regidora Esther Mota Rodríguez, por ejercer violencia política. Recordemos que, en sesión de Cabildo, la presidenta ordenó apagar el micrófono a la regidora, cortando así su derecho a expresar sus ideas.

El 1 de julio pasaron dos cosas, uno, el Cabildo de Tepic aprobó un anteproyecto para incrementar el valor catastral del 50 por ciento, para que en el 2023 te cobren más el impuesto al predial, se pronunció el diputado Luis Zamora; dos, de acuerdo con declaraciones del secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Jorge Benito Rodríguez, dijo que Geraldine Ponce dio órdenes para que SIAPA no le de agua para llenar las pipas de los bomberos de gobierno del Estado, por lo que tienen que acudir a Xalisco para abastecerse.

El más reciente escándalo contra la alcaldesa morenista de Tepic es que el pueblo ya no la quiere, pues ciudadanos están en la plaza principal con un módulo que recolecta firmas para revocarle el mandato, por la pérdida de la confianza.

Y eso sin contar el mega escándalo de corrupción que una mujer policía destapó al interior de dicha corporación; o el accidente aéreo que sufrió en una aeronave “prestada”, sin registro de vuelo desde más de 10 años y de dudosa procedencia; o el turibús que dejó varados a turistas y tuvieron que arrempujarlo para tener una experiencia inolvidable; o los policías que agarraron a golpes a jóvenes por supuestamente consumir sustancias ilegales en la calle, pero bueno, no todo la culpa la tiene la presidente.

Se busca Geraldine Ponce para que se ponga a trabajar y sino puede, que renuncie ¿Acaso se está escondiendo para no dar declaraciones al respecto sobre los temas y dejar que el tiempo pase para que a la gente se le olvide y la prensa no la cuestione? Ah porque algunos medios ya se le están volteando por falta de pago, desde mayo que no sale apoyo a medios de comunicación.

“El pueblo pone, el pueblo quita”, dice uno de las frases de la 4T.